7 min de lectura

Este jueves pasado estuve en Devoxx Francia como ponente de una charla de 15 minutos. No estaba segura de poder hacerla (estando embarazada de 9 meses…) y el formato “quickie”, a la hora de comer, no es arriesgado para la organización (la charla se reemplaza o anula con facilidad)

Mi charla, «Entrevistas al borde de un ataque de nervios»  trata de las entrevistas técnicas de empresas como Google, Amazon, Netflix … startups y otros editores de software.
¡La sala estaba llena, y tuve muy buen feedback! Me costó hacerla en 15 minutos: hay materia para una charla de 30-45 minutos, con preguntas, y así me lo hicieron saber.

 

Devoxx 2018, París

 

He pasado bastantes entrevistas al borde de un ataque de nervios, entre ellas Google y Facebook, durante 2 años (2015-2017). En esta charla doy una serie de consejos de cara a este tipo de proceso de selección. Pero…

¿Cómo empezó todo?

Dev Fest Women

Mi andadura como programadora profesional comenzó en Madrid en 2006. La vida me llevó a París, y Septiembre de 2012 dejé las consultoras y me lancé por mi cuenta.
En Marzo de 2013, cuando llevaba poco más de 6 meses de freelance, participé en un evento Dev Fest Women como ponente (precursor de Women Tech Makers).

 

@Google, 11 de Marzo de 2013

A raíz de aquello Google me propuso pasar las entrevistas técnicas para ser Googler.
Aunque la idea era tentadora, había oído que no era sencillo y no estaba realmente motivada: quería ser freelance y no iba a probar por si sonaba la flauta por casualidad.

 

Lean In

En Marzo de 2015 llevaba 10 años programando “para otros”. A pesar de trabajar con tecnologías punteras en mi clientes, tenía la sensación de estar constantemente “haciendo lo mismo”.

Entonces, empecé a sentir el gusanillo de asumir responsabilidades técnicas como CTO, o en un cliente final, un editor de software etc. No lo tenía del todo claro, pero sabía que quería un cambio. De cara a todas mis dudas existenciales, un compañero me aconsejó leer el libro “Lean In” de Sheryl Sandberg (número 2 de Facebook).

 

100% recomendado

 

Poco tiempo después, me contactaron de Facebook para unirme a los equipos de ingeniería en Londres. Y Google me volvió a proponer las entrevistas.

En ese momento, decidí prepararme para ellas. Google me motivaba, pero realmente yo quería trabajar en la empresa de Sheryl, tal era mi admiración por ella (aquí el link de la charla Ted precursora de su libro). ¡Me lo tomé casi como el reto más importante de mi vida!

 

Mis primeras entrevistas al borde de un ataque de nervios

El proceso de ambas empresas es parecido:

  • Ronda 1: llamada telefónica/skype/hangout, 45 minutos de entrevista programando en google doc o similar
  • Ronda 2: 5 entrevistas de algoritmos en sus oficinas, programando en pizarra blanca.

¿El contenido ? Algoritmos de búsqueda, orden, grafos, estructuras de datos (pilas, colas, árboles, grafos…), manipulación binaria, matemáticas, programación dinámica, recursividad, Big(O)… Vamos: todos los fundamentos de Ingeniería de Software, que aprendes si acaso de estudiante, y una vez llevas 10 años programando… Pues oye, lo de recorrer árboles binarios y escribir el código en pizarra como que no es precisamente el pan nuestro de cada dia…

 

Yo después de conocer el temario

Me preparé casi 5 semanas a tiempo completo para afrontar con serenidad ambas rondas. Mi chico y yo lo hablamos y decidimos que, de conseguir pasar las de Facebook, el me apoyaba para que nos fuésemos a Londres. Estábamos planeando tener un hijo e íbamos a empezar la búsqueda en verano. Como se suele tardar, y siguiendo al pié de la letra el “Don’t leave before you leave” de Sheryl Sandberg, ya había decidido que eso no me pararía para aceptar una oferta y mudarnos a Londres en paralelo.

En Junio de 2015 hice ambas entrevistas. La de Google no fue mal, pero la de Facebook fue una masacre. Y no pasé la primera ronda de ninguna de las dos.

¡Menudo disgusto me llevé!

5 consejos de cara a estas entrevistas

A raíz de esta dolorosa experiencia (drama-queen), a modo de terapia escribí un artículo en francés contándolo en el blog de Duchess. Se hizo un poco “viral” (a dia de hoy tiene 15.000 lecturas únicas, lo que es bastante para un blog tan modesto como el nuestro).

Han pasado ya casi 3 años, y desde entonces bastantes personas me ha contactado para contarme sus vivencias (penas y glorias) o para pedirme consejos. El tiempo, y experiencias posteriores, me han permitido coger perspectiva.

Estos son mis 5 consejos más importantes:

Adquiere reflejos con una preparación a medio/largo plazo

Pocos días después de estas dos entrevistas, pasé también el examen práctico del carnet de conducir en París. Durante las clases, el profesor me repetía que era demasiado prudente. Suspendí por conducción temeraria.

La sensación que me queda de las entrevistas técnicas de algoritmos y estructuras de datos, pero también a la hora de responder preguntas del tipo “soft skills”, es que tener reflejos automáticos en situaciones de estrés es super importante. Y se parece al carnet de conducir.

 

Quizá este será mi color de pelo cuando al fin me saque el carnet

Después de 30 o 40 horas de clase, es posible que apruebes a la primera en una ciudad como París, donde la tasa de aprobados es del 35%. Pero lo mas seguro es que te puedan los nervios, y que necesites más clases. En Francia hay una modalidad de examen llamada “La conducción acompañada” que permite a los adolescentes de 16 años sacarse el teórico, dar un mínimo de clases, conducir acompañado de un familiar durante 2 años y presentarse al examen con 18. Sobra decir que la tasa de aprobados a la primera es infinitamente más alta que en la modalidad clásica.

Estas entrevistas son a prueba de nervios, y sin reflejos automáticos que te den seguridad, es muy probable que pierdas los papeles o te bloquées. Aunque no tengas ninguna a la vista, merece la pena hacer todas las semanas algunos ejercicios de algoritmos, seguir los cursos de coursera etc… con calma. En papel. En google doc. En tu editor. Revisar las bases y los fundamentos de la programación. Poco a poco irás mejorando, cogiendo reflejos y estarás mejor preparad@ cuando la oportunidad suene a tu puerta. E incluso sin que te plantees entrar en estas empresas, mejorarás como programador(a).

 

Trabaja en equipo

Las entrevistas no buscan que realices un algoritmo a la perfección en tiempo record. Se trata también de compartir tu proceso mental: tienes que contar en voz alta lo que piensas. La solución: reservar 1 mediodía a la semana, por ejemplo, coger un bocadillo y entrenarse junto a otr@s compañer@s en la pizarra de una sala de reuniones. Estar en casa y hablarle a la pared no es tan eficaz.

 

Entrevistas al borde de un ataque de nervios mejor acompañada que sóla

Además de los algoritmos, están las preguntas de diseño de arquitectura. Imaginar en equipo cómo “crear netflix” es un buen ejercicio de creatividad.

 

No lo tomes como LA oportunidad de tu vida

Si durante la preparación te presionas demasiado, como hice yo, creo que es contraproducente. Tenemos la suerte de que las oportunidades en el software evolucionan rápido, hay muchas, van y vienen, y nuestras expectativas, gustos y planes cambian con ello. Por mi parte, no volví a intentar Facebook, ya que hoy por hoy no nos vemos en Londres.

 

Chica, ¡tampoco es para tanto!

Además, estas empresas saben que el % de falsos negativos es muy grande ya que no es fácil pasar estas entrevistas a la primera (o la segunda). Es bastante probable que os propongan volver a intentarlo al de 6 meses o 1 año. Tranquilidad.

 

No te subestimes

Durante la entrevista de Google, sin darme cuenta y de forma espontánea, dejé que se viese la falta de confianza que tenía en mí. En el fondo no creía que pudiese conseguirlo. Y esa fue la razón principal por la que no me dieron la oportunidad de ir a la segunda ronda: me veían muy insegura y consideraron que hacerme pasar otras 5 entrevistas en ese momento, era perder el tiempo de todos.

 

El/La entrevistador(a) no es un toro, pero se pilla la idea

Es igual de contraproducente pecar de falta de humildad como dejarse atrapar por el síndrome del impostor y considerar la persona que te hace pasar la entrevista como a alguien superior a ti. No lo es, no va a ir a pillar ni a demostrarte lo mucho que sabe. Tienes que verla como una persona que potencialmente será tu compañera, y tratarla como tal: de igual a igual.

Relativiza el fallo

Casi el mismo dia que yo pasé mis entrevistas, Max Howell creador de Homebrew, hacia un tweet que se volvería viral. Existe hasta una pregunta en Quora al respecto.

 

¡Les pasa a los mejores! Mal de muchos, consuelo de frikis

Es normal sentirse triste, cabreado, y mal cuando te dicen que no. Pero no por ello hay que replantearse todo y pensar que no vales. Conozco varias personas en Docker, Facebook, Apple, Google actualmente que en el pasado fallaron en estas entrevistas. ¡No pasa nada si no lo consigues! Otras oportunidades llegarán. No merece la pena torturarse por ello ni desmotivarse para seguir intentándolo.

 

La vida sigue

Después de haber fallado las entrevistas, y suspender el carnet de conducir, me quedé embarazada de mi hija Oihana que nació en Marzo de 2016. ¡Parece que todo no estaba destinado a salir mal en Junio de 2015! Una vez vivido el embarazo y los primeros meses del bebé, nos sentimos bastante aliviados pensando «qué habría sido de nosotros entrando embarazada en Facebook y mudándonos a Londres”. No hay mal que por bien no venga.

Posteriormente ese año estuve en Riviera Dev en Niza dando una keynote, JBCN Conf y Madrid JUG hablando de Scala y Micro-servicios, y a final de año en Codemotion 2015 dando mi charla “He fracasado: tengo más de 30 y sigo programando”. Todas ellas experiencias inolvidables.

De 2015-2017 seguí de freelance y pasando entrevistas. Mis ganas de algo nuevo no habían desaparecido. Lo que sigue os lo cuento en otro artículo, junto con otros 5 consejos adicionales.

Continuará…

Categorías: Tech

1 comentario

Resaca de Commit Conf - Katia Aresti · 25 noviembre 2018 a las 23 h 24 min

[…] un artículo que resume una tercera parte de lo que conté en esta charla. Partiendo de mis experiencias, más o menos afortunadas, doy 10 consejos para poder crear […]

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *